Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Reconciliándome con mi espíritu viajero.

Cuando asomó la idea de hacer un viaje a cualquier parte, en compañía de mi misma, pensé en varios destinos. 

Sin embargo hubo dos cosas que me movieron a Paris. La primera , conocer personalmente la obra de Ron Mueck, y la otra, reconciliarme con esa ciudad a los que todos aman, y con la que en viajes anteriores no terminé por disfrutarla como tal vez me hubiese gustado. Ojo, no quiere decir que en viajes anteriores lo pasase mal… solo que en mi soledad seguramente descubriría cosas de “un turista normal” no descubriría (como me sucedió en ocasiones anteriores).

Para empezar este post, se me ocurrían muchas frases, y la verdad que ahora mismo no recuerdo ninguna de ellas, solo se que esta pequeña aventura ha sido como un pequeño postre después de algunos días de dieta. Perfecto en tiempo y espacio, más, hubiese sido un absoluto abuso… y tengo claro que los abusos no son buenos, luego terminas lamentándolo…

Así que marche con una pequeña mochila
 IMG_20130731_052154
(esta fue mi primera foto del día... iniciando un viaje)

y la pequeña “preocupación” de que dejaba a mis amores. Sin embrago una gran parte de mi tiene la serenidad de estar al lado de un compañero de viaje que me genera confianza. Incluso para ir de viaje a un país del que no se el idioma… pero de eso se trata la aventura…

Cuando el sol despertaba yo me despedía de Barcelona, a través de una ventana de avión.

IMG_1099_1_1

Y aunque estaba despierta desde las tres de la mañana, decidí durante el viaje, repasar con “puntos y señales” el mapa de Paris, el metro y las estaciones que necesitaría usar para llegar a la exposición…

IMG_20130731_084738

Paris desde el inicio se mostró grata conmigo, claro está que yo llevaba una sonrisa de oreja a oreja, y tal vez eso me facilitó el camino…

Disfruté pisar el metro y recordar lo “detestables”
P7310414_1_1 
y encantador que puede ser a la vez…
P8010520_3_1
claro está, todo depende con el cristal que lo mires…
P8010542_1_1
eso sí, el metro de París tiene una asignatura pendientísima con las persona de movilidad reducida, las madres con cochecitos, y los viajeros de maletas con rueda!... 

Al llegar a la exposición, lo primero que me encontré fue un gran regaño por esta imagen…

IMG_20130731_162948
No pude EVITARLO!!, de todas maneras ya os dije que tenía una sonrisa de oreja a oreja, así que no hay nada que no puedas resolver con una sonrisa y una verdadera disculpa, pero con las ganas de volver a “pecar”. SI! es que aquellas esculturas eran sencillamente fascinantes, maravillosas, conmovedoras, perfectas… y yo estaba tan emocionada, el corazón me iba a mil y mientras me escuchaba, podía escuchar mi propia voz diciendo “si!, tu puedes! Venga a por otra foto!” jajajajaja…

IMG_20130731_120921_1_1 
(la foto está borrosa, me temblaba todo!)

desde luego cada loco con su tema, para mi una aventura fascinante, escuchar mi propia voz en incluso, mi corazón…

Y para eso este viaje, para tener ocasión de escucharme… 

Pasada la aventura “Ron Mueck”, me fui al museo de Orangerie, que en la guía de bolsillo que llevaba, lo pintaban con pocas estrellas… pues debo decir que me fascinó! Y lo mejor de todo, me di vida haciendo FOTOS sin que nadie se diera cuenta… allí di rienda sueltas a mi aventura…
Collage museoorang
El viaje seria corto, al día siguiente volvería así que había la asignatura pendiente de ir a la Torre Eiffel a observar…
Collagetorreeiffel_1_1

Allí simplemente me senté en el suelo, a la hora en que las sombras se hacen largas, no miré tanto a la torre como observe la alegría de la gente, las risas, las ganas de sorprenderse por una torre de hierro… 
París es para todos
Esperé el atardecer… La noche…
P7310469_2_1
Y mire la torre llenarse de luces por unos segundos mientras había un suspiro colectivo… yo también suspiré y me fui a descansar en compañía de mi misma...


Continuará!... ;)

Besos y buen viaje para donde quieras que te dirijas...

2 comentarios:

ebe garcia dijo...

nany
simplemente fabuloso!!!!

Mariní dijo...

Nany,,,q bueno volver a disfrutar de tus imágenes!!!!! gracias...desde
cieloYtierra!

Blogging tips