Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Semana Santa

Y llegó la semana Santa… teníamos alquilada desde hacía mucho, un grupo de amigos, una casa rural en los alrededores de Girona. La noche antes de la partida recibí una noticia se me hizo sentirme aletargada por aquellos días… aproveché los días lluviosos, el olor y tranquilidad del campo, para sumergirme en un sueño que me llevaría a sobrellevar, como tantas otras veces, la perdida de un ser querido.
No pude evitar que las lagrimas salieran sin llamarlas… venían solas y el mejor lugar para ocultarlas, era la habitación de aquella casa, mientras sentía fuera de esas paredes, las risas y correteos de los niños…
Intenté concentrarme en cada detalle, en los olores, en las compañías para no sentir tan profundamente aquella nostalgia… pero en cuanto me descuidaba, sentía como en mi interior lloraba una niña por el recuerdo de aquel buen hombre que por un tiempo también fungió de padre.
Y como suelo decir, la vida continua, nada se detiene… así que debía continuar…
La casa de Mas Murtra se presento hermosa, elegante y nueva ante nuestros ojos, con hermosas habitaciones y mucho verde alrededor, a unos pasos de Girona, nos fuimos de paseo por sus calles empedradas, callejones del barrio judío y la muralla que está como testigo de la edad medieval.
Me concentré en sus piedras y callejuela imaginando la vida en aquellas épocas inimaginables, subí con ímpetu a lo alto de la muralla y disfrutar de lejos del panorama… a veces alejarse, nos ayuda a vislumbrar la totalidad de las cosas.


Nos dejamos perder por sus calles hasta llegar a la catedral y ver a los devotos preparando la procesión para la noche.



Marchamos de la ciudad y nos internamos en aquella a casa a disfrutar de los amigos, los niños y los juegos… Como una familia unida preparábamos entre todos la comida… disfrutamos de una gran paella y de una cena Venezolana, que no dejó indiferente a nadie…

para mi fueron días de comer y dormir… sin embargo, no dejo de agradecer cada momento vivido, cada pedazo de suspiro… sigo pensando y convenciéndome, que debemos luchar a pesar de todo, aunque a través del tiempo perdemos aquellas personas que son parte de nuestra vida…

11 comentarios:

Miguelo dijo...

que comida es esa? no lo distingo

carlota dijo...

Me alegra que a pesar de la mala noticia pudieras disfrutar de ese viaje. Un besazo (me encanta la comida venezolana, mmmm)

Alma dijo...

Las malas noticias nunca tienen momento oportuno, lo siento niña, me alegro que de alguna forma te sintieras bien acompañada en esos momentos tan tristes.

Besos salados

PIER BIONNIVELLS dijo...

Amiga.. siempre es triste la muerte de un ser querido!..
Se fuerte! y continua recordando las cosas buenas.. de ese ser que tanto lloras..
Recuerda que el cielo es muy grande, y esta lleno de angeles.. y el es uno de ellos.

Por otra parte esta muy bien que disfrutaras esos dias de vacansa con tus amigos y los peques..
que envidia!
Cena venezolana,.,hu! y paella.. anda me muero de hambre.. jijiji..
abrazos.

Nany dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nany dijo...

Míguelo, la comida Venezolana??... o a que te refieres?... saludos

Carlota, bueno si te animas un día a venir por Barcelona hasta te invito… en serio eh!!

Alma, las malas noticias definitivamente no tienen momento… está en uno poder sobrellevarlas. Un abrazo

Pier, guapísima cuando te acerques por estos lados del mundo, escríbeme y si quieres te invito a comer arepas, tengo tosti arepas y todo…
Un abrazo

cuentosbrujos dijo...

Veo con agrado que esta bitácora se ha convertido en un verdadero diario de viaje, precioso, nos ayudarás a conocer grandse sitios y si no lo son lo parecerán seguro desde tu mirada
saludos brujos

Pau Llanes dijo...

Saludos... hace días que no os leía... hoy madrugué, y me he puesto a recorrer blogs y leer cosaa atrasadas antes de ponerme a lo mío (gimnasia lectora)... disfruté en lugares conocidos de vuestra manos... disculpad mi intromisión... saludos... pau

Fito dijo...

Hola Nany, hermosas tus fotos y tus experiencias, como fue la cena a la Venezolana?, un beso Fito

Agatha Blue* dijo...

Lo siento mucho Nany... es muy dificil desperenderse de las personas queridas.

Espero publiques pronto... y si no te aptece, ya sabes mi E-mail... ponte en contacto conmigo si te puedo ayudar en algo.

Agatha Blue*

Fito dijo...

Hola Nany, he ilustrado una de las típicas negritas Haitianas que se ven por aqui en las playas sobre todo vendiendo conservas de coco

Blogging tips