Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Playa Girón

Después de disfrutar de la compañía de Rodolfo y su señora, aquel último día en Santa Clara nos dedicamos a hacer una visita cultural a todos los monumentos históricos de la revolución.

Para aquellos días después de probar buena suerte con el alojamiento de las casas de los propios cubanos, decidimos probar con algún hotel en el próximo lugar al que nos dirigíamos.
La próxima parada era la Península de Zapata, así que tiramos de la guía y llamamos para el hotel que estaba en la zona, con régimen “todo incluido” a muy buen precio, así que aquella tarde después de la visita cultural y la comida, una vez más cogimos las mochilas y partimos hacia nuestro nuevo destino.
Después de algunas 2 horas y medía de carretera llegamos a Playa Girón, que bajo un calor infernal y entre los huecos del pavimento se convierten en 5 horas de viaje , aquello parecía el final del mundo.
Un hotel en medio de un caserío que al parecer no había ni cafetería. Mientras en recepción esperábamos aproximadamente una hora (exagerando un poco) para que nos dijesen si tenían cabaña para tres, nos distraíamos observando el “panorama” que no pintaba tan bien como lo describían en la guía.

El Hotel de Playa Girón es de la administración cubana (Cubacan) por lo cual las estrellas se le cayeron en el camino, y aquello más que un hotel, no dejaba de parecer un organismo del gobierno, atendido por funcionarios lentos y sin preocupación alguna por hacer sentir bien al cliente. Se paga por adelantado y cometimos el error de pagar dos noches, sin embargo no acabaría el día sin solicitar que nos devolvieran el dinero del último día.
Cuando empezó a oscurecer los mosquitos (plagas) se adueñaron del cuerpo de mis compañeros de viaje mientras que a mi me obviaban, creo que mi sangre es inmune debido a mi procedencia Venezolana.
La Hora de la cena fue un verdadero desastre, la comida dejaba mucho que desear, sin embargo nos conformamos con medio comer lo poco que parecía poderse “comer”. Increíblemente no había ni leche para tomarse un cortado o piña para una piña colada. Estábamos en medio del fin del mundo, mientras a mí alrededor escuchaba “esto es horrible”… Después de la cena salimos corriendo de aquel lugar a ver si por lo menos conseguíamos un sitio donde beber algo en condiciones, cual fue nuestra sorpresa?; que no había absolutamente nada, pero hubo una situación que nos salvó la noche. Mientras íbamos por la carretera observábamos unas “cosas” que salían corriendo tras las luces del coche… eran cangrejos de un tamaño espectacular, así que bajamos y me di un gustazo fotografiándolos y jugando a coger alguno mientras asustaba a mi amiga, habían de muchos colores y tamaños, nos parecía absolutamente increíble y divertido…



en aquel momento se nos olvidó el terror que nos causó el hotel. Al día siguiente marcharíamos corriendo de aquel lugar.

8 comentarios:

george dijo...

Pues menos mal que era un hotel de todo incluido, como no tenia de nada todo estaba incluido ¿no?.
Vaya mala suerte on lo hospitalarios y serviciales que dicen que son en Cuba y vais a topar con un sitio así, menos mal de los cangrejos, son enormes de verdad, sabes que hacian correteando por la carretera.
Un abrazo

Miguelo dijo...

y esos cangrajos? jejeje

Carlota dijo...

Uf, te digo que conmigo se hubieran cebado esos mosquitos :P, ahora, qué gracioso lo de los cangrejos :). Como ya has visto, me despido un tiempito. Un beso enorme.

Agatha Blue* dijo...

Uff... se ha borrado el comentario que te había escrito.

Te contaba, que estoy de baja porque ando con vértigos desde hace dos semanas ( la cabeza me gira y soy incapaz en algunos momentos de poner un pié delante de otro )...

Pero aparte de esto, que nada tiene de grave a pesar de ir como zombie todo el día, venía a recomendarte este Blog:

www.clubviajero.com

Aunque lo haré de forma generalizada desde mi Blog, quería invitarte personalmente a que lo descubrieras. El autor, Ignacio es un buen amigo mío y a el le recomendé la visita al tuyo porque creo que os va a encantar la narrativa y las fotografías el uno del otro.

Un abrazo gigante,

Agatha Blue*

Rocío dijo...

jejeje, que carilla de niña traviesa tienes en la foto con el cangrejo!

Maria Jesús dijo...

Tu blog es maravilloso. Es evidente que te encanta viajar y sabes disfrutar de la vida

Fito dijo...

Que bien la pasaste! esos son cangrejos de arena corren a gran velocidad a refugiarse en sus profondas madrigueras excavadas en la arena, ya sabes que aqui en Venezuela existe esa especie en abundancia.

Nany dijo...

siiiiiiiiii!! los había visto en Cumaná!! ;-)

Blogging tips