Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Decisión certera

Tengo el vivo recuerdo de la reacción de mi padre la primera vez que dije “quiero ser arquitecto”… sus ojos pequeños, el seño fruncido diciendo “la nena no estudiará arquitectura, es un mundo muy difícil para una mujer”. Yo contaba con solo siete años y ya intentaba dibujar mi propia casa en planta… veinticuatro años más tardes estoy en este “mundillo” rodeada de hombres, maquinas, hormigón, bloques, planos, tierra, números, sol y algunas discusiones laborales!!... ha sido una de las decisiones más certeras de mi vida, un sueño que hice realidad…
El camino fue escarpado y con algunos tropiezos, si no fuera por los traspiés mi “fortuna”, que no tiene nada que ver con el dinero, no tendría el mismo sabor de boca cuando giro la mirada y observo a mi alrededor.
Ciertamente mi padre tenía razón, es un mundo duro para una mujer, pero creo que ahora corren otros tiempos y para ser sincera me divierte mucho mi trabajo a pesar de que alguna vez, alguna noche me pudo haber causado algún insomnio… disfruto de lo que hago, vivo con intensidad cada día de mi vida… y la fotografía, los cuadros y caminar son simples aficiones entre otras tantas... Ah! hablando de fotografía, disfrutar de cada día, de camino y de trabajo, quiero regalarles una imagen con la que me encuentro cada mañana antes de llegar a la oficina y que hace días tenía ganas de congelar a través del lente de la cámara… Alfombra en el camino

3 comentarios:

urieldepuente dijo...

Gràcies pel comentari, a vivir que son 4 dias.

Pep dijo...

Hola Nany,

Antes que nada enhorabuena por haber conseguido tu sueño, no debe haber sido nada fácil, uno de los mayores placeres es trabajar en aquello que realmente te gusta. Además me alegro que tengamos arquitectos que no solo entiendan de cemento y hormigón, sino que se emocionen con una alfombra como la que nos muestras … !

Gracias por el regalo.
PD: Por cierto tu reivindicación ha surgido efecto. ;-)

Dulcinea dijo...

Que maravilloso, que daria yo por un panorama asi. Disfruta de quien eres y de lo que amas.

Cariños

Blogging tips