Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Vestido

Después de salir de la tintorería y preguntar por el desmanche del cual no se responsabilizaban, ella le decía a su amiga:

- sabes lo que comí ayer? En la mañana un bocadillo de jamón y queso… claro es que aunque diga que no estoy nerviosa en la mañana me atacaron dolores cólicos! Y claro! solo podía comer cosas suaves, al final me fui corriendo a la emergencia, me tuvieron 45 minutos esperando y luego otra vez al trabajo. Al medio día me comí un bocadillo de tortilla frente al ordenador y en la noche para seguir en la línea del pan; un Frankfurt (perro caliente). Para llegar hasta aquí no imaginas que cola había, primero 45 minutos para salir de la Avenida Diagonal, claro! es viernes, y luego cuando estoy llegando hay un accidente en la entrada de Tarragona. En fin que el viaje que tenía que ser una hora fueron casi dos y media y esta noche me están esperando porque salimos a cenar con mi familia… en fin!

- Tranquila que todo va a salir bien

Mientras ambas chicas caminaban mirándose con el amor que se puede sentir por una amiga incondicional. Por otro lado la cara de él cada vez se hacía más larga, no se podía creer que tuviera tantas eventualidades con el vestido. Al principio la primera modista la deja colgada y cuando solo faltan tres meses, entre llamadas y demás al fin consigue otra modista a una hora de donde vive, por lo cual para las pruebas solo podía hacerlas los días viernes por la tarde y luego esta nueva modista desaparece también por un mes… cuando al fin acaban las vacaciones de agosto, logra comunicarse con ella y al final consigue hacer la primera prueba del vestido… en la tercera y última prueba resulta que por una “historia de no se que” el “famoso” vestido está manchado…

2 comentarios:

Nat dijo...

Glups!. Quitamanchas, tintorería...algo tendrá que hacer la modista. Y si no, pones una flor encima de la mancha, de esas que te regalaron hechas con billetes euro, jejeje.
Oye, supongo que colgarás una foto de tu vestido, verdad? Tengo curiosidad.
¿Y dónde os vais de luna de miel?. Ya sé, ya sé, pido demasiado.

Un beso

Nosotras mismas dijo...

Otro vestido ¡YA!

Saludos

Blogging tips