Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Berlín II

Después de ponerle “gasolina” al estómago, continuamos con el paseo por las calles de Berlín, caminamos siguiendo el camino del río hasta llegar al Reichstag (parlamento) y sus alrededores con edificios espectaculares, cada cual destinado en su mayoría a la administración pública.
Al llegar al Parlamento vimos que había una cola que como mínimo el último tardaría dos horas en entrar y para ese momento el sol habría perdido sus fuerzas, por lo cual vimos el horario (empiezan a las ocho de la mañana) y decidimos volver al día siguiente antes de que la cola llegase a aquellas magnitudes.
Seguimos caminando y llegamos a la puerta de Brandeburgo uno de los símbolos de Berlín y la cual fue construida tomando como modelo la puerta de acceso Atenas, se dice que antiguamente había unas 18 iguales a esa, sin embargo tras tantas guerras es la única que aún queda, tras la caída del muro fue el punto de encuentro para la celebración de la Alemania unificada.
La puerta de Barnderburgo queda en la plaza de Paris, donde convergen diferentes embajadas y edificios arquitectónicamente muy importantes, entre ellos está el DG Bank proyectado por Frank Gehry y curiosamente tiene una fachada muy sobria, sin embargo el interior es muy deconstructivista como su arquitectura.
A unos pasos de la puerta de Branderburgo está el memorial al Holocausto, realizado por Peter Eisenman, proyecto al que le hice seguimiento, desde que lo descubrí me pareció muy interesante el concepto generador del proyecto, por lo cual al llegar al lugar enloquecí y no podía creer que estaba allí entre sus paredes.
El monumento al holocausto consiste es un espacio de unos 19.000 metros cuadrados donde están dispuestos unos 2711 bloques de hormigón, los cuales se despliegan de forma ondulada y con diferentes tamaños. El arquitecto no lo proyectó para ser contemplado, sino para ser vivido y provocar sensaciones, caminar entres sus pasillos te puede hacer reír si juegas a esconderte, pero si piensas en los miles de judíos muertos por los Nazis, puedes llegar a encontrar de alguna manera sus sensaciones entre las frías paredes de hormigón.
No podía salir de aquel lugar, las luces y las sombras me regalaban infinitas sensaciones y formas para fotografiar.






Cuando casi me sacan arrastrada de la plaza, nos dirigimos hacia Potsdamer Platz el actual centro neurálgico de Berlín, donde se encuentran una serie de edificios modernos entre ellos el edificio de la Sony Center cuya “cúpula” central es una especie de “carpa” interesante de ver.
De camino al metro para volver a nuestro “súper hotel” nos topamos con parte del muro que dividía a Berlín, fue un encuentro fascinante, porque me hizo indagar aún más del porque aquel país se había dividido, me hizo reflexionar sobre la cantidad de personas que murieron intentando saltar el muro, en las familias separadas… en fin que Berlín me regalaba unas historia digna de ser indagada.
Hasta la próxima entrega...

5 comentarios:

Carlota dijo...

Impresionante el monumento al Holocausto... cuando veía el slide pensaba lo enorme que hubiera llegado a ser si se hubiese puesto una piedra por cada muerto durante el mismo... y lo de ver parte del muro de cerca debió ser emocionante. Un beso, preciosa.

Miguelo dijo...

me gusta mucho el reigstag y su cupula

Agatha Blue* dijo...

Nany!!

Muchas gracias por tu comentario y tu felicitación!!

Jajajaja...

Me ha hecho muchísima ilusión!!!

Besitos,

Agatha Blue*

PIER BIONNIVELLS dijo...

que nais berlin.. yo tambien tengo unas fotitas muy parecidas,...
me alegra que te lo hayas pasado bien.. es uan experiencia única y muy emocionante..
las fotos preciosas..
abrazos.

David dijo...

Me encanta vivir distintos diarios de viajes, y por eso siempre estoy buscando en la web, diferentes narraciones de turistas para tomar sus recomendaciones a la hora de hacer mis viajes. De hecho en este momento estaba buscando un alquiler de casas en Montevideo que obtuve la informacion a través de un blog similar a este

Blogging tips