Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Un mes

En vista de que falta un mes para la tan “fulana Boda” y que anoche me regaló la última vela del mes faltante, quiero recordar ese día en el que ambos tomamos la decisión de formalizar lo que ya sentíamos.
… la noche anterior antes de que me pidiese si me quería casar con él, estaba sola en casa diseñando en el ordenador, haciendo de las mías con fotografías y programas de edición de video, un pasatiempo para los días en los que él sale y yo me quedo en casa… cuando sentí la puerta tras su llegada le regalé una sonrisa y le dije que si no le molestaba estaba distraída y quería acabar lo que estaba haciendo, me dijo que bajaría a ver un poco de tele y que cuando estuviera lista nos iríamos juntos a la cama. Al cabo del rato bajé y le apuré para dormir, mientras se estiraba en el sofá Al llegar a la habitación, como cada día, nos dimos un beso de buenas noches y nos reafirmamos lo a gusto que estamos el uno con el otro.
A la mañana siguiente teníamos planes, comprar pintura y hacer algunos arreglos de decoración que me venían rondado por la cabeza desde hacía mucho tiempo, pero que con tantas salidas nunca vemos la ocasión para definir el proyecto de “decoración del hogar”
Cuando mis ojos se abrieron a la luz del nuevo día, él estaba cuidando mi sueño, al mirar que despertaba me dijo:

-si te preparo el desayuno y te lo traigo a la cama tu te quedas tranquila?

Yo como estaba perezosa, situación extraña cuando tengo un proyecto en mente, decidí dejar que me llevase el desayuno a la cama, cuando entre dormida y despierta lo veo vestirse para salir, pregunté:

-para donde vas? - claro en casa tenemos todo lo necesario para un desayuno normal.

Aún así lo deje marcharse mientras seguía dormitando, sentí cuando salió y cuando volvió a entrar, a lo largo del rato todo permanecía en silencio, parecía haberse encerrado en la cocina, por un instante pensé:
Se habrá quedado dormido en el sofá?-“¿que desayuno puede tardar tanto?”
Haciéndome conjeturas sobre el tan esperado desayuno (serán huevos frito?, pero si el sabe que recién levantada no me gusta comer cosas fuertes!, arepas?,no arepas no, la masa le queda dura)
Acabada la espera lo veo aparecerse con una bandeja con leche y lo cereales que normalmente desayuno, pero nada me hacia sospechar que preparaba algo para mi.
Volvió a bajar por una segunda bandeja con una platería nunca antes vista por casa. El conjunto estaba conformado por un tazón, una taza y un plato en donde reposaban uno divinos cruasanes rellenos de chocolate. Los platos estaban decorados con corazoncitos de muchos colores y la nueva bandeja tenía dibujada unas flores de esas que me gustan tanto (margaritas), de las cuales le había comentado en alguna ocasión que si me regalaba flores algún día, prefería que fueran esas a unas rosas normales.
En alguna ocasión le hice saber que no me agradaba que me regalaran flores aunque la ocasión fuera muy especial, me da dolor que al final terminen en la basura. Mientras mis ojos observaban cada detalle, él señalando un recipiente cerrado de plata (una especie de mantequillero) me dijo:

-lo que hay aquí adentro lo comeremos de último

Con un tono de “sabelotodo” y sonriente le dije:

-hay yo se lo que hay allí - por mi mente pasaba CHOCOLATEEEEEEEEEE!, mientras su cara e interior jugaban a la duda de pensar que yo sabía el contenido.

Durante el desayuno notaba como me observaba de una manera especial y me decía que por lo menos una vez al mes me llevaría el desayuna a la cama… acción que refuté puesto que casi nunca estamos en casa…
Al terminar mi desayuno abrí la tapa del recipiente de plata, para mi sorpresa no eran chocolates, era un hermoso anillo. Él se quedó callado y nervioso mirando mi reacción, mi pregunta:
-y esto que significa?
Mientras me miraba con esos ojos tan dulces que tanto me encantan!. Nos abrazamos y empezamos a llorar como niños, entre el llanto me pregunto, como quien se aprende un guión o lo ha practicado tantas veces pero al final no sabe que decir:
-te quieres casar conmigo?
Lo abracé mas fuerte y por supuesto dije que sí.
Después de salir del encanto del anillo y contar todos los pormenores de cómo lo había comprado y todos los planes que había tenido para pedirme en matrimonio, decidimos llamar a los seres más allegados.
Todo el día estuvimos en una nube, pero eso no nos ha impedido continuar con nuestro “proyecto de decoración del hogar!”
Ese día no precisamos, ni como, ni cuando ni donde sería- En Maturín, en Barcelona? O en mitad del Atlántico?…
La verdad que por algún tiempo había sido una negada al matrimonio pero es absolutamente hermoso que una persona diferente a tu grupo familiar, quiera pasar el resto de su vida contigo, aceptando todos los defectos y virtudes que puedas tener. Para mi la palabra matrimonio nunca ha sido un juego, es la reafirmación de dos personas que quieren estar juntas para toda la vida, ese día y tras algunos meses de vivir a su lado estaba y estoy segura de dar este paso como que me llamo Arnaldis Margarita (para quienes no lo sabían).
Fue una petición muy intima, algo que jamás había cruzado por mi cabeza, y ha sido absolutamente hermoso. A partir de ese día empezaron las preguntas… donde, cuando y como?... con los días los preparativos se fueron visualizando cada vez más certeros... al principio una boda por el civil “sencilla” como alguna vez me lo había planteado y de pronto tan solo falta un mes para que mi alma junto a la suya digan al unísono “si quiero” en el templo de la Sagrada Familia.

4 comentarios:

Rosa Margarita López M. dijo...

Holaaaaa... Nany, estoy muy feliz por tí ya que es una de esas pocas veces en las que ves que dos personas deciden unirse (con un vínculo para mi tan respetado como el matrimonio) de una manera tan clásica y a la vez tan original. No sé si sea por la forma en cuentas las cosas pero me han saltado las lágrimas de la emoción al sentir la sinceridad de tu compañero en su actitud de amante (novio) para con su amada... Como un banquete de amor... Gracias por compartirlo....

Rose

Nat dijo...

¡Qué romántico!, pero ¿dónde estaba el chocolate?. Jejeje.
Como ya te dije, enhorabuena. Por cierto, ¿ha sido fácil conseguir fecha para casaros en la Sagrada Familia?.

Nany dijo...

Creo que no es tan difícil, bueno!! Que la agenda la empezamos a hacer desde noviembre, casi un año antes, y de todas manera de algún modo este fue el regalo de mi suegra que vive por allí cerca… así que a ciencias ciertas no se como va esa movida ;-)

cathe dijo...

La verdad el hecho de saber como fue que empezo esta historia y el por que...me llena de mucha ilsuión por ti, por él, y por que estoy segura que sus almas ya estan unidas para toda la vida...leyendo saltaban mis lágrimas...no se que tienes Nany pero siempre me pasa eso cuando compartes cosas tan especiales con cada uno de nosotros..tus amigas..y por cosa extraña jaja llore...es que quisiero darte un super abrazooooo pero trata en este momento que leas esto de sentirlo..siii
Te adoro..mil bendiciones para ti y Jaume..

Blogging tips