Lenguaje de viajando conmigo

Siempre me ha gustado el lenguaje de la palabra escrita, de las imágenes que rondan el mundo en silencio, del amor que se expresa con dulzura, de los pinceles que difuminan colores a través de las almas, de las sensaciones de los olores cuando se cierran los ojos, del roce de la persona amada… Viajando conmigo es una bitácora por el mundo de mis sensaciones… me acompañas?

Solo puedo decir que cada nuevo destino con billete de vuelta, me enseña un pedazo de mi que desconocía.


Angkor Thom (Camboya)

Era el día de mi cumple treinta y dos años, no esperaba ningún regalo, ninguna llamada, estaba tan lejos de todo y de todos que simplemente esperaba pasar muy bien aquel día en que cumpliría uno de mis tan anhelados sueños; conocer los templos de ANGKOR.
Recién empezada la luna de miel, mi compañero de travesía ya me había adelantado el regalo, creyó que para este viaje me haría falta, cosa que acertó.
Un día tras consultarme si darme el regalo por adelantado o no, al final sacó la caja que estaba forrada con un papel de corazoncitos de muchos colores… (Después de escribir esto me doy cuanta que todo lo que me regala tiene corazones… huy un tema peligroso, parece que está enamorado! Jajajaja). En fin dentro de la caja había un objetivo Zuiko 50 mm, especial para hacer macros. Lo más divertido y emocionante de aquel regalo fue que me explicó que se había comunicado por correo con Pep (un bloguero de una página de fotografías que suelo frecuentar) para consultarle sobre que tipo de objetivo le aconsejaba comprar, me pareció un acto muy dulce. Así fue como días antes ya tenía regalo de cumpleaños, por lo que aquel día no esperaba nada, solo unas mountain bike para recorrer los templos.
Empezó el día muy temprano, el guía no parecía hacerle gracia el “invento de las bicicletas”, claro ellos están acostumbrados a llevar a los turistas en Tuc Tuc (una especie de taxi camboyano, muy económico por cierto). Pero yo insistí que aunque valiera lo mismo, quería hacer algo de deporte en medio de un viaje en el que nos hartamos de comer.


Aquel día hicimos aproximadamente 45 Km en bicicletas, bajo un calor abochornante, pero con todo y todo yo estaba feliz. La ruta empezó en el templo de Angkor Thom, me quedé sorprendida entre aquellos antaños muros de piedras esculpidos que representaban la vida angkoriana.


Quedé alucinada con los grandes rostros de “Buda” que formaban torres de “piedra sobre piedra”, cada torre tenía cuatro caras de Buda, cada una de la cual estaba enfrentada al norte, sur, este y oeste.


Me sorprendí de como la cuadratura de la ciudad coincidía perfectamente con los puntos cardinales y como cada entrada/salida tenía un significado simbólico para la cultura, por ejemplo el lado oeste (caída del sol) representaba la muerte. Cada puerta a su vez tenía 54 dioses y 54 demonios que custodiaban las entradas. Curiosamente el total de la mayoría de las estatuas y elementos repetitivos sus dígitos sumaban siempre 9, se decía que era el número secreto.

La ciudad esta rodeada por un lago de 100 metros en el que “supuestamente” habitaban cocodrilos para aislarla de los invasores.
Me sorprendí de cada piedra codificada para la restauración del templo de BAPHUON Y curiosamente me reí y sorprendí de cómo tenían adoración a un símbolo fálico que se repetía en mucho de los edificios.

Esta piedra cilíndrica con punta en forma de cúpula representaba el hombre y el cuadrado en el que estaba introducido representaba la mujer. Por lo cual esta gente lo tenía bien claro!Visitamos por lo menos cuatro templos, aquel día entre visita y visita paramos a comer y luego una vez más a las bicicletas. Casi la última visita me dejó totalmente enamorada, allí estaban PREAN KHAN con sus edificios entrelazados entre las raíces de los arboles, me quedé fascinada de cómo la naturaleza se adueñó de gran parte de esta cultura y no fue descubierto hasta hace a penas 10 años.



A las cuatro de la tarde el guía ya estaba exhausto, y al final de la tarde después de todas las visitas volvíamos en bici a Siem Reap, un largo recorrido de vuelta que en gran parte hice pedaleando de pié puesto que mi pompis (culito) ya no podía más.
Cuando llegamos al hotel, mi compañero de travesía me comentó para que fuéramos a cenar, la verdad que después del trote de aquel día mi cuerpo me pedía camita, aceptada la propuesta salimos en busca de un tuc tuc. Fue un poco complicado hacerle entender a aquel señor hacía donde queríamos ir, no entendía nuestras letras!!... jajajaja… fue divertida la escena, en cuestión de segundos se agolparon cuatro o cinco conductores a intentar leer lo que decía aquel papel, y tras darnos cuenta que entre que no entendían nuestro pobre ingles y nuestras letras era mejor dejarlo así, hasta que uno de ellos insistió en llevarnos. El restaurante quedaba bastante alejado del centro de la ciudad y lo elegimos porque supuestamente había una especie de “pa amb tomaquet” y la guía decía que hacían comida Catalana, y esto fue lo que nos encontramos.


Aunque no era un “pa amb tomaquet” original debo confesar que estaba “sabroso”, al final de la cena a la hora del postre me encontré con una sorpresa inesperada, una pequeña torta con velitas y con todos los camareros y camareras cantándome un “Happy Birthay” que me hizo soltar algunas lagrimas!... haciendo recuerdo de aquel día, definitivamente fue un cumpleaños inolvidable.

2 comentarios:

carlota dijo...

De verdad que me das una envidia con tus viajes...¿no te sobra sitio en la maleta? Eso sí, no sé si te lo habré dicho...el día lejano en que pueda viajar, te aseguro que me vuelvo a leer tus viajes, y elijo uno de estos sitios. Fascinantes, de verdad. Un abrazo...me encantaron también las imágenes (mis 32 años fueron mágicos).

cathe dijo...

Siempre me hace mucha ilusión el relato de tus viajes y de tu vida en general...me alegra saber que tu luna de miel estuvo llena de paisajes que un dia soñastes contemplar...ese dia te recorde mucho...aunque estabamos más lejos de lo normal...siempre te recordé y elevé una oración a tu nombre...por tu salud, por tu felicidad, por tus sueños, por tu compañero de travesía...en fin te puedo decir que te extraño mucho Nany....extraño ver tus ojos y disfrutar de tu garn sonrisa que contagia al mas triste....y sentir que como amiga eres incondicional y sabes escuchar...
Te quiero mucho....te mandamos un fuerte abrazo y a Jaume igual...cuidate.besos

Blogging tips